• Claudia López

Uso del chupete en bebés recién nacido a término

Actualizado: abr 13


El uso del chupete se encuentra fuertemente arraigado en nuestra cultura. Es frecuente encontrar padres que antes de que nazca su bebé ya cuentan con distintos modelos, tamaños y marcas de los mismos. La mala información y el uso inadecuado pueden traer consecuencias nocivas tanto para la lactancia como para el desarrollo de la cavidad bucal del bebé. Es por esta razón que el personal de salud precisa ofrecer información actualizada que oriente a los padres en el buen uso de este accesorio.

El bebé desde que se encuentra en el vientre materno tendrá la necesidad de la succión. La misma tiene una función de supervivencia, ya que será crucial para el acople al pecho materno. Pero la succión no tiene solamente un fin nutritivo, sino que también tiene un efecto calmante, analgésico y ejercita los músculos faciales.


Para todo esto, la naturaleza diseñó la lactancia materna. El pecho materno no libera alimento de forma constante (como sí lo hace la alimentación por biberón), sino que funciona a través de eyecciones. De esta forma, en cada toma el bebé ejercitará la succión nutritiva, tanto como la no nutritiva.


Los distintos movimientos sociales y cambios culturales hacen que la madre no siempre esté disponible para ofrecer el pecho a su bebé, por lo que el mismo puede necesitar satisfacer esta necesidad de succión con algún accesorio. De esta forma se instala el uso del chupete, siendo un elemento de controversia entre distintos profesionales y científicos. Muchas veces su recomendación de uso se basa en la experiencia personal del profesional, y no en base a evidencias científicas.

La “impronta” del pezón:

El concepto de impronta se utiliza en psicología para describir un proceso de aprendizaje. Se da en un período corto en donde la cría es receptiva a aprender cierta conducta, generará una huella, una impresión en el sujeto de cómo actuar frente a cierto estímulo u objeto.

La impronta del pezón materno se producirá en los primeros días luego del nacimiento. El bebé aprenderá a tomar ese pezón, independientemente de su forma, tamaño, color, etc. Si introducimos un objeto extraño (como puede ser un chupete o una tetina de biberón) este proceso se verá alterado. Sería incorrecto pensar que el bebé aprende a acoplarse al pecho de su madre, pues instintivamente él o ella sabrán hacerlo, lo que se adapta es su instinto de succión al pezón que le tocó en suerte. Por esta razón tanto la tanto la Asociación Americana de Pediatría, la Asociación Española de Pediatría como la Sociedad Uruguaya de Pediatría recalcan la importancia de no ofrecer chupete ni biberón durante el primer mes de vida o hasta que la lactancia esté correctamente instalada.

La frecuencia de las tomas

La frecuencia de la lactancia en los primeros días luego del nacimiento es determinante para un correcto establecimiento de la producción de la leche materna. A través de tomas frecuentes, el bebé establecerá ese primer vínculo con su madre, reconociéndola a través del olfato, el tacto y sus sonidos tan familiares para él o ella. Por consiguiente, utilizar un chupete en los primos días, puede convertirse en un importante obstáculo para la lactancia materna.


En bebés nacidos a término, saludables, en los que el neonatólogo entiende que es aconsejable sostener una lactancia exclusiva, es importante evitar las tomas de pecho materno de forma regulada (cada 3 horas por ejemplo). La madre ofrecerá el pecho a su bebé cada vez que el mismo lo solicite, evitando el uso del chupete, pues el mismo tenderá a extender el tiempo entre tomas.

Por otro lado, cuando el bebé es alimentado únicamente con biberón, el uso del chupete será bienvenido, ya que se encargará de satisfacer la necesidad de succión no nutritiva propia del bebé.

¿Qué chupete recomendar?

En el mercado se pueden encontrar distintos tipos de formas de chupetes (y tetinas de biberón): los fisiológicos que se adaptan a la boca del bebé, y los clásicos.

Los que se definen como fisiológicos ofrecen ventajas en el desarrollo bucal del bebé. Aunque lo ideal es la lactancia materna exclusiva y evitar el uso de estos accesorios, en caso de que los padres opten por el uso del chupete, es recomendable que sean estos últimos. La realidad del marketing empresarial es que frecuentemente encontramos chupetes que se autodefinen como anatómicos, pero no lo son. Para diferenciarlos, se observa que la forma del mismo busque adaptarse a la boca del bebé, generalmente son asimétricos y al colocarlos los labios quedan con una pequeña separación entre sí. Los chupetes clásicos generan mayor separación entre los labios.

Según las recomendaciones internacionales los chupetes deben usarse únicamente en los momentos de sueño, ya sea en la siesta o en la noche, evitándose usos prolongados y fuera de lo necesario. Luego del segundo años de vida se recomienda que comience a discontinuarse su uso.

En conclusión, el uso del chupete en un bebé recién nacido, saludable y a término, es una decisión de ambos padres, y no del personal de salud. Es importante que la decisión sea informada, y con recomendaciones adecuadas según las características de cada bebé. Recordemos que la Iniciativa de Hospital Amigo del Niño excluye el uso de chupetes y biberones, por lo que el personal de salud debe ser cuidadoso en su indicación y recomendación.

Lic. Claudia López Rodríguez.

IBCLC – Consultora Internacional de Lactancia Materna

Coordinadora general del Instituto Uruguayo de Lactancia Materna

www.iulam.org.uy

Referencias bibliográficas

AMERICAN ACADEMY OF PEDIATRICS: Breastfeeding and the Use of Human Milk, en Pediatrics, vol. 115, n.o 2, 1.o de febrero de 2005: 496-506.

ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA: Uso del chupete y lactancia materna, en An Pediatr, vol. 74, n.o4, 2011: 271.e1-5. DOI: 10.1016/j.anpedi.2010.09.014.

LAWRENCE, R. A. y R. M. LAWRENCE: Breastfeeding a guide for medical profession, Filadelfia: Elsevier, 2011.

#embarazo #chupete #bebe #niño

0 vistas

Dirección​​:  Solano García 2541 PA 

Punta Carretas
Montevideo, Uruguay

Tel: 099 669078

Email: info@iulam.org.uy

  • Icono social Instagram
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

© 2020 

Instituto Uruguayo de Lactancia Materna