top of page

Alimentación Consciente y Baby-Led Weaning: Cultivando una Relación Saludable con la Comida


Alimentación Consciente y Baby-Led Weaning

En los primeros años de vida, la alimentación desempeña un papel fundamental en el desarrollo integral de los niños y niñas. Desde su nutrición hasta su relación emocional con la comida, cada bocado influye en su crecimiento y bienestar. Es en este contexto que surge una práctica cada vez más popular entre familias y profesionales de la salud: el Baby-Led Weaning (BLW) y alimentación autorregulada en lactantes.


¿Qué es el Baby-Led Weaning?

El BLW es un enfoque para iniciar la alimentación complementaria que pone al lactante en el asiento del conductor de su propia alimentación. En lugar de recurrir a los tradicionales purés, se les ofrece a los bebés alimentos sólidos adaptados a su capacidad de manejo, permitiéndoles explorar texturas, sabores y olores desde una edad temprana. Los pequeños participan activamente en las comidas familiares, fomentando una integración más natural en la dieta familiar.


Seguridad y Prevención: Mitos y Realidades

Uno de los principales temores asociados con el BLW es el riesgo de atragantamiento. Sin embargo, estudios han demostrado que el riesgo es similar tanto en lactantes que practican BLW como en aquellos que consumen purés. Es crucial educar a las familias sobre las normas de seguridad para la alimentación complementaria, como ofrecer alimentos adecuadamente cocidos y cortados en trozos pequeños, y supervisar siempre a los bebés durante las comidas.


Además, el BLW no está exento del riesgo de deficiencias nutricionales, como la ferropenia. Independientemente del método de alimentación complementaria, se recomienda ofrecer diariamente alimentos ricos en hierro, especialmente a lactantes amamantados, para prevenir esta deficiencia.


Alimentación Consciente: Cultivando una Relación Saludable con la Comida

La alimentación consciente, también conocida como "responsive feeding", es un aspecto clave en la crianza alimentaria desde la primera infancia. Este enfoque se centra en respetar las señales de hambre, saciedad y autonomía del lactante, promoviendo una relación sana con la comida desde el principio. Evita prácticas coercitivas, como obligar a comer o usar alimentos como recompensa o castigo, y en su lugar, fomenta el respeto por las preferencias individuales y el ritmo de desarrollo del niño.


Conclusiones y Recomendaciones

El BLW y la alimentación consciente representan enfoques válidos y seguros para la alimentación complementaria en lactantes. Como profesionales de la salud, nuestro papel es educar y apoyar a las familias en la adopción de prácticas alimentarias saludables desde el inicio de la vida. Es fundamental promover la diversidad alimentaria, el respeto por las señales del bebé y el disfrute compartido de las comidas familiares, sentando así las bases para una relación positiva y nutritiva con la comida a lo largo de la vida.


Fuentes:

Gómez Fernández-Vegue, M. (2023). Alimentación infantil: Evidencias para el baby-led weaning. FMC - Formación Médica Continuada en Atención Primaria, 30(2), 62-70. https://doi.org/10.1016/j.fmc.2022.08.003.

Comentários


Entradas recientes
Buscar por etiqueta

Conoce nuestra propuesta académica para 2024

Educación Positiva Infantil
Asesora en lactancia materna
Certificación en Puericultura
bottom of page