top of page

El rol de la Puericultura

Rocío Abella Moro. Puericultora. Asesora en lactancia


A lo largo de la historia, las familias han utilizado diferentes prácticas de cuidados durante la gestación y crianza, de acuerdo al momento histórico en el que vivían y a lo que cada sociedad conocía y consideraba importante. Conforme la historia avanza, el in


terés va cambiando y cada vez se le presta mayor importancia a la gestación y a la niñez. Actualmente se percibe a las niñas y niños como personas sujetas de derechos y a

la infancia como un período propiamente dicho, con necesidades y características específicas. Asimismo se le da suma importancia a la preconcepción y la concepción, porque la ciencia nos ha demostrado las implicancias que tienen en la vida adulta.


Estos momentos en la vida pueden ser tan especiales como desafiantes. La gestación, el embarazo, el puerperio y la crianza son etapas cargadas de muchas satisfacciones y también de vulnerabilidades. Son períodos que generan grandes cambios a nivel físico, psíquico, emocional y social. Las prioridades se reorganizan, las familias se expanden y experimentamos nuevos aprendizajes que nos ponen a prueba cotidianamente.


En medio de todos estos movimientos, surgen también dudas, dificultades y búsqueda de reafirmaciones. El mundo del marketing actual nos inventa problemas donde no los hay con tal de vendernos productos o servicios que, en la desesperación, compramos. Estamos rodeados de información, todo el tiempo, a través de blogs, páginas web y redes sociales. La información está al alcance y es interminable, basta un click.


En este sentido, el rol de la Puericultura se torna cada vez más relevante, en una sociedad en la que criamos de forma aislada, lejos de “tribus”, de otras mujeres o personas criando; con esta información que nos desborda, que no entiende de necesidades individuales y propias de cada familia o díada, sino que es indiscriminada, generalizada y estandarizada.


La Puericultura actual trasciende el campo médico y se ha nutrido de otras disciplinas sociales y humanísticas, transformándose en un estudio multidisciplinario y en un área complementaria de la Pediatría.

Se ocupa del desarrollo integral de la niñez desde la preconcepción hasta la primera infancia y tiene como objetivo procurar que las niñas y niños crezcan y se desarrollen sanamente, tanto a nivel físico como social, psicológico y

emocional, promoviendo siempre el bienestar familiar.


Se ocupa de guiar y asesorar a las familias de forma personalizada, en temas relativos a la preconcepción, concepción, gestación y crianza; la higiene, la alimentación (haciendo énfasis en la lactancia), el descanso y los cuidados. Puede abordar distintas situaciones desde un rol de empatía y respeto, promoviendo conductas de parentalidad compartidas, con prácticas de crianza respetuosas y conscientes.


Su labor se desempeña con un marco de prevención, educación, protección y derivación oportuna, características que le permiten además integrarse en equipos interdisciplinarios con resultados positivos para los profesionales con los que interactúa.


Una visita cálida. Una escucha atenta. Una mirada empática. Palabras de aliento y apoyo. Información basada en evidencia. Estrategias y sugerencias adaptadas a cada familia. Soporte, comprensión y respeto.


El beneficio de la Puericultura es de gran impacto para la díada madre-bebé, la familia y la sociedad toda.


(1) Prof. Enesco, Ileana. El concepto de la infancia a lo largo de la historia.

(2) Historia de la Puericultura en Cuba (sld.cu)

(3) Lainfanciaayeryhoy-FSPN.pdf (protectoraninos.org)

(4) Anotaciones para una historia de la pediatría y la puericultura (scielo.org.co)

Comments


Entradas recientes
Buscar por etiqueta

Conoce nuestra propuesta académica para 2024

Educación Positiva Infantil
Asesora en lactancia materna
Certificación en Puericultura
bottom of page